martes, 16 de febrero de 2010

Malleus Maleficarum

Y más amarga que la muerte porque la muerte del cuerpo es un enemigo franco y
terrible, pero la mujer es un enemigo quejumbroso y secreto. Y el hecho de que sea
más peligrosa que una trampa no habla de las trampas de los cazadores, sino de
los demonios. Pues los hombres son atrapados, no sólo por sus deseos carnales,
cuando ven y oyen a las mujeres; porque San Bernardo dice: "Su rostro es un
viento quemante, y su voz el silbido de las serpientes"; pero también provocan
encantamientos en incontables hombres y animales. Y cuando se dice que el
corazón de ellas es una red, se habla de la inescrutable malicia que reina en su
corazón. Y sus manos son como lazos para amarrar, pues cuando posan sus
manos sobre una criatura para hechizarla, entonces, con la ayuda del demonio,
ejecutan su designio.
Para terminar. Toda la brujería proviene del apetito carnal que en las mujeres es
insaciable. Véase Proverbios, xxx: "Tres cosas hay que nunca se hartan; aun la
cuarta nunca dice basta": la matriz estéril. Por lo cual, para satisfacer sus
apetitos, se unen inclusive a los demonios. Muchas más razones deberían
presentarse, pero para el entendimiento está claro que no es de extrañar que
existan más mujeres que hombres infectadas por la herejía de la brujería. Y a
consecuencia de ello, es mejor llamarla la herejía de las brujas que de los brujos,
ya que el nombre deriva del grupo más poderoso. Y bendito sea el Altísimo, quien
hasta hoy protegió al sexo masculino de tan gran delito; pues Él se mostró
dispuesto a nacer y sufrir por nosotros, y por lo tanto concedió ese privilegio a los
hombres.

Si investigamos, vemos que casi todos los reinos del mundo han sido derribados
por mujeres. Troya, que era un reino próspero, fue destruido por la violación de
una mujer, Helena, y muertos muchos miles de griegos. El reino de los judíos
sufrió grandes desdichas y destrucción a causa de la maldita Jezabel, y su hija
Ataliah, reina de Judea, quien hizo que los hijos de su hijo fuesen muertos, para
que a la muerte de ellos pudiese llegar a reinar; pero cada una de ellas fue muerta.
El reino de los romanos soportó muchos males debido a Cleopatra, reina de Egipto, la peor de las mujeres. Y así con otras. Por lo tanto, no es extraño que el
mundo sufra ahora por la malicia de las mujeres.

--------------------
Por fortuna, semejantes apreciaciones hoy no creo estén vigentes entre nuestros contemporáneos, más allá del garrulismo católico y endémico del que puedan hacer gala tantos personajes de nuestro tiempo.
El texto pertenece al libro Malleus Maleficarum, escrito en 1.487 por un par de dominicos amargados, y que, entonces sí por desgracia, sirvió como manual de instrucciones perfecto para interpretar las posibles herejías, ajusticiar a los más débiles y envidiados u odiados por sus vecinos , y dar sentido a una serie de estúpidas ideas con dudosas y crueles citas históricas o biblícas, que funcionaran como perfecto engranaje entre la iglesia, haciéndose respetar por encima de todo y tratando de ofrecer con su reino de terror, el lado más "humano" ante lo que consideraban misterioso o perverso.
El libro de cabecera inquisitorial por más de 200 años. La enciclopedia necia de la A a la Z, disponible ahora en Internet. Su lectura íntegra imagino que pueda producir serios traumas, pero como documento de consulta para alentar la curiosidad, pienso que no tiene precio.
Tristes tiempos aquellos en los que los amos de un rebaño, sólo sabían buscar alimento en el pasto de las llamas...
Link para descargar el libro en PDF :
http://www.malleusmaleficarum.org/downloads/MalleusEspanol1.pdf

9 comentarios:

  1. ¡Jodo petaca!

    Si es que cuando quieres ¡qué bien actualizas, maño!

    ResponderEliminar
  2. Hombre, actualizar, lo que se dice actualizar, si me remito a un libro escrito hace más de 500 años, no se yo...jeje.
    Me pareció una joyica que circula afortunadamente por Internete.
    Aprecíese como puse el texto en cursiva, por si alguno pensaba que con lo que abría eran palabras mías.

    ResponderEliminar
  3. Esto... pero ¿estaban equivocados?

    ResponderEliminar
  4. Pues claro !!
    Que Cleopatra tampoco causó tantos trastornos a los romanos...jajaj

    ResponderEliminar
  5. No. Qué va. Sólo provocó que se pelearan entre ellos para poder salvar los restos del Egipto imperial que quedaba.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, no seguiré discutiendo sobre el tema, pero las manipulaciones de Cleopatra venían a ser por prteger a su pueblo (la facción de sus partidarios, claro).
    El resto de acontecimientos se sucedieron casi solos, hubiera estado Cleopatra o Perico de los Palotes, creo yo. Con una pretexto de por medio para darse de leches y tener el poder...
    O que, ¿ Julio Cesar un tiranillo, Pompeyo algo absolutista, Marco Antonio traidorcete, Octavio un macarrilla de futbolín, pero "gente" como Cleopatra a la hoguera?
    Este espacio no será para tratar temas tan serios... yo a lo que me refiero es que mamones como los que escribieron aquél libro hay muchos. Uno mismo puede ponerse ahora a hacer un tratado culpando de todos los males de este mundo a que se yo; los electricistas jubilados, y seguro que empiezas a rascar y sacas tema para confeccionar un libro que los condene y persiga.

    ResponderEliminar
  7. I really like your blog and i really appreciate the excellent quality content you are posting here for free for your online readers. thanks peace dale tuck

    ResponderEliminar
  8. Tu madre es una mujer y mira lo que trajo al mundo:/

    ResponderEliminar
  9. LOL... Y LAS MADRES DE ALGUNOS SON MUJERES QUE SE LAS TRAJINAN TODO EL MUNDOO

    ResponderEliminar

Deje AQUI su comentario